ANTONIETA VILLAMIL, international award winning bilingual poet and writer, focuses her writing on the forgotten ones, and honors them with a persistence that compels us to hear their voices. ANTONIETA VILLAMIL es poeta bilingüe, centra su escritura en los olvidados y los dignifica con una persistencia que nos obliga a escuchar sus voces. El Instituto Cervantes de Nueva York y Literacy Now le otorgan el 14 Premio Internacional Libro Latino de Poesía en Estados Unidos en 2012.

ANTONIETA VILLAMIL, international award winning bilingual poet and writer, focuses her writing on the forgotten ones, and honors them with a persistence that compels us to hear their voices. ANTONIETA VILLAMIL es poeta bilingüe, centra su escritura en los olvidados y los dignifica con una persistencia que nos obliga a escuchar sus voces. El Instituto Cervantes de Nueva York y Literacy Now le otorgan el 14 Premio Internacional Libro Latino de Poesía en Estados Unidos en 2012.

Search This Blog / Busca en este Blog

Instituto Cervantes Festival de Poesía de París 2009

Instituto Cervantes Festival de Poesía de París 2009
Qué podría gritar la garganta sin boca o andar el amputado pie sin pierna sin cuerpo y qué podría caminar el pedazo de zapato inevitable en el jirón de piel hecho polvo bajo el neo-fuego que inmortal reincide... Fragmento del poema NueveOnceDosmilUno, Copyright (c) Antonieta Villamil 2011.

Festival de Poesía de Medellín 2003

Festival de Poesía de Medellín 2003
De pronto sólo un paso y pudiera ser año cero el primero o el último y la gota de petróleo nerviosa se bebe la tierra a sed mortal de condenados... De pronto te pesan de hielo las pestañas Desconoces el rostro de siempre y el rostro de siempre se resuelve con el de la multitud que sueña días ahogados en verdes rectángulos del papel que todo lo compra en el país de las virulentas maravillas... Fragmento del libro Una herida por otra. Copyright (c) Antonieta Villamil 2011.

Wikipedia

Search results

Blogs

Arcana de Los Dominios Imaginantes by Antonieta Villamil

Contact Form

Name

Email *

Message *

Seguir / Follow

9/11/2012

Testimonio de Antonieta Villamil en SPEAKING DESDE LAS HERIDAS, Antología de la editora Claire Joysmith.




Once Poemas a Principios del 2001
Visión testimonial de cosas por pasar y cómo
en vértigo una herida se desangra por otra

Lo que les voy a contar tiene que ver con un sueño que tuve en 1998 (tres años antes del 11 de Septiembre de 2001), con un viaje y un libro de once poemas que terminé de escribir y revisar en enero del 2001. En ese libro quedó plasmada una visión de cosas por pasar y tiene para mí una profunda resonancia testimonial, porque los poemas fueron inspirados a raíz de aquel viaje a Nueva York. Uno en particular fue escrito en una plazoleta que había entre las torres gemelas. En junio de 2001, “Acantilados del Sueño” fue declarado ganador por unanimidad, Premio de Poesía Gastón Baquero en España.
De entre la babelería de mi archivo personal, salió una nota de prensa sobre un viaje que realicé en 1998 al IV Encuentro de Escritores Colombianos en Nueva York. Esta anécdota se une a otra: A los siete años de estar en Los Estados Unidos, en 1990, perdí a mi hermano Pedro Villamil por desaparición en Colombia.  Sencillamente un día salió que ya volvía y nunca más ni un rastro.
Antes de mi viaje a Nueva York, hablé por teléfono con Alicia, mi madre para contarle sobre un sueño que tuve días antes, en el que mi hermano desaparecido Pedro me pide: Toñita, me dijo, cuando vayas a Nueva York, ve a las torres gemelas y toma una fotografía que muestre cómo se ve el mundo desde tan alto. Le prometí a Pedro aquella foto. (Yo hablo con Pedro en sueños y conservo su memoria en mis poemas. Mi madre todavía lo espera porque Pedro no tenía razón para irse y sobre todo porque ese día que era 29 de diciembre de 1990, dijo que al rato volvía y no ha vuelto.) ¿Te acuerdas mamá? Era octubre, mi primer viaje a New York, llevaba mi primer libro publicado en Trilce por el editor y poeta Guillermo Martínez González "Traigo Como Arena En Los Ojos Un Poema Inmenso" en Bogotá 1998, y la promesa que le hice a mi hermano Pedro en el sueño.
Caminamos al atardecer por la espléndida ribera del río Hudson, por aquel parque empedrado y lleno de árboles y después de cruzar una ancha calle, llegamos a las torres gemelas.  Éramos cinco o seis. Recuerdo que estaba el escritor Julio Olaciregui, ¿quién más estaba?… Julio, sé que vives en París ojala no entre húmeros, días jueves y aguaceros…(como nuestro negro heraldo César); estaba la investigadora literaria Pamela Flores, los escritores y poetas Medardo Arias Satizábal, Arturo Salcedo Martínez y Manuel Cortés Castañeda.
Ahora recuerdo y siento aquel vértigo. El vértigo de las cosas por pasar. El mismo vértigo que sentí a las once de la mañana el once de septiembre de 2001 al ver la pantalla del televisor. El vértigo de las torres callando para siempre. Cayendo en vértigo sobre mis rodillas al ver caer la gente. El vértigo de aquella visión, Pedro hermano mío, así se ve el mundo desde las torres cayendo. Hoy once de septiembre de 2001 te cumplo la promesa de una imagen que muestra cómo se ve el mundo desde las torres gemelas. Es la misma imagen que en 1998 te describí (sin saberlo) en aquel poema.
Ahora siento aquel vértigo. Recuerdo estar entrando a las torres por esa serie de puertas de cristal altísimas y aquellos laberínticos retenes con guardias de seguridad como en los aeropuertos. Traspasamos los portales inmensos y nos dirigimos hacia los elevadores. Yo no me sentía bien porque estaba trasnochada. Sufrí una especie de vértigo adentro de un vértigo. Vértigo antes de entrar a las torres cuando mire hacia arriba. Vértigo de toda la gemela altura viniéndose encima. Viniéndose encima aquella altura gris en vértigo de oscuridad pesada. Yo salí del edificio casi corriendo porque me sentí asfixiada y caminé hacia la izquierda y luego hice otra izquierda donde se entraba a una plaza interior entre las dos torres, con altas jardineras, recuerdo especialmente los colgantes geranios rojos y las inmensas esculturas que parecían carbonizadas de lo oscuras de Augusto Rodin.
Recuerdo una de una mujer agachada y triste. Allí dejé caer las líneas de un poema que más tarde titulé Imagen de Nueva York y expresa lo que vi y sentí en ese instante de vértigo en el que uno no alcanza a imaginar la dimensión de las cosas por pasar, hasta que sencillamente ocurrió lo que ocurrió el once de septiembre de 2001. Estuve en aquel patio entre las torres gemelas sólo unos minutos, luego llegaron los escritores decepcionados de no haber podido subir a las torres porque resulta que habíamos llegado muy sobre el tiempo y ya habían cerrado acceso a los elevadores. Recuerdo que alguien comentó:  —¡Y quién quiere subir a lo que representa el trono del imperio capitalista!— Y nos fuimos. Recuerdo también el vértigo oscuro de la bocanada de los túneles del metro entrando con toda su oscura velocidad en mí. En medio del vértigo del metro escribí unas líneas más.
De regreso a Los Ángeles llamé a mamá y le conté lo sucedido, que salí corriendo espantada porque me había dado vértigo, que sentí que el mundo se me venía encima y que en lugar de foto había escrito Imagen de Nueva York y le describí el lugar diciéndole que la visión del sueño americano desde unas torres tan altas e inalcanzables es una pesadilla, como la de unos acantilados hondísimos y al revés, como quien está en un mar calmado y de repente los acantilados de esas torres se vuelcan sobre ti. De lo que hablamos apunté la imagen que se me ocurrió de Acantilados del sueño y a principios del 2001 y de un sólo respiro escribí el poema Acantilados del sueño. El libro contiene once poemas y no precisamente por un esfuerzo de numerología, puro azar y porque son once los poemas que nacieron de aquel viaje a Nueva York en 1998 y después de vértigo y más vértigo fueron los que consideré para el libro que envié a Madrid a principios del 2001. En junio de 2001 llegó la noticia del premio al libro y de que sería publicado en 2002.
Cuando cayeron las torres el once de septiembre de 2001, nos quedamos atarantados y mudos. Recobramos el grito en 2003 cuando este animal le declaró la guerra a Irak. Yo me fui a las calles a organizar y a marchar contra la guerra. Organice un maratón de poesía contra la guerra y la violencia. Envié poemas a poetsagainstthewar.org del poeta Sam Hammil. Meses más tarde Rick King y Andrew Himes documentaron el movimiento de los poetas en contra de la guerra en Irak en la película “Voces en Tiempo de Guerra” / “Voices In Wartime”. Ver:
http://www.youtube.com/watch?v=8sxkI9Ix5as.
Menciono este hecho porque pienso que está en nuestra conciencia colectiva unido a la caída de las torres gemelas, el subsecuente estatuto de seguridad, el blindaje de las fronteras y la cacería de brujas que se le declaró a personas del medio oriente y a los inmigrantes (en el caso de los inmigrantes que vienen en su mayoría de Latinoamérica a recoger las cosechas), la persecución es igual a la de un estúpido gigante al que se le descuelga el cerebro al estilo de los órganos colgantes de Dalí.
La persecución ejecutada por un gigante retardado que en su taradez se le infla tanto la descerebral imbecilidad que tira a cortarse los brazos y las manos que lo alimentan. Las manos y los brazos de los inmigrantes de México y Latinoamérica que vienen a trabajar los campos que alimentan a todos estos imbéciles para que tengan el aliento que se necesita para perseguir y cortar sus propios brazos y sus piernas hasta secarse las vísceras. Si, “Strawberry fields forever” y bien rojas y rechonchas las fresas para los fresitas. Rojas y rechonchas las fresas y los tomates con la sangre de quienes ponen en su boca y tan barato el alimento. Y yo aquí con esta rabia sintiéndome tan judas en medio de la pesadilla del sueño americano y con esta impotencia. Con este vértigo pegado a la garganta grito NO. NO con toda la fuerza con la que puedo gritar NO a esta guerra inmunda.
El clima de impunidad e injusticia es tan grueso que hasta la madre tierra se derrite por los polos. Para qué quiero carro si ahora puedo llegar volando a dónde quiera por la internet. Para qué quiero esta gasolina que huele a sangre de mis hermanos de la raza humana. Tan por el petróleo es esta guerra y tan sucia, y este gigante imbécil escupiendo para arriba y más alto y nosotros con este vértigo de un NO rotundo y al unísono, tan impotentes, tan sin voz, esperando a que nos caiga toda su petrolífera baba encima.  Y este maldito vértigo de estar cayendo, sin manos, sin piernas, el corazón un hueco en vértigo y con el hambre de este gigante raza de hienas con sus enanos carne-de-cañón tan suicidas y tan antropófagos y viendo cómo siguen las argucias fascistas de este animal, para continuar cayendo en vértigo en la maquiavélica institución de la guerra. 
--Antonieta Villamil, 
8 de marzo de 2007 10:18 p.m.


7/27/2012

Antonieta Villamil delivers a strong social conscious message at the 2012 San Francisco International Poetry Festival. FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE SAN FRANCISCO 2012, ANTONIETA VILLAMIL: ÉXITO TOTAL!



www.youtube.com/watch?v=7IblJy8Bv4k



Friday, July 27


Main Stage Poetry Readings

Noon—1:30 p.m.
Civic Center Plaza
Main poetry readings by Jack HirschmanAntonie Cassar, Matt Gonzales, Agneta Falkand Alejandro Murguia
Noon—6:00 p.m.
Civic Center Plaza
Next to the Civic Center’s main stage, walk through a “Literary Labyrinth” made entirely out of books, created by Lars Howlett, in collaboration with Innovent Transmedia Production and The International Poetry Library of San Francisco. The labyrinth is free and attendees can take home a poetry book for a dollar or exchange a book by donation
1:454:30 p.m.
Main Library, Koret Auditorium
Main poetry readings by Joachim Sartorius, Scott Thompson, Lawrence Ferlinghetti, Antonieta Villamil, Barbara Paschke, Jane Hirshfield, Dunya Mikhail and Kareem James Abdul-Zeid.
Book Sales/Signings at Readers Bookstore at the Main (30 Grove St. Main Library).
1:30—3:30 p.m.
Main Library, Latino Hispanic Rooms
Young Voices of SF youth reading and multimedia presentation by the International Poetry Library of SF, Qraven, and Poets in Schools, featuring Zoe Kaiser, Jacqueline Quach and Sally Chen.
Antonieta Villamil presentó su reciente libro bilingüe EL IMPERIO POR UN POEMA - THE EMPIRE FOR ONE POEM en una edición artesanal de 12 ejemplares. El libro fue encuadernado con lomo a mano y traducido al inglés por la autora, y no podía faltar el OK de Barbara Paschke y de Linda Rodríguez Guglielmoni quienes ayudaron con las correcciones. Antonieta Villamil leyó en español y Barbara Paschke en inglés, después de la presentación y lectura del poeta Lawrence Ferlinghetti, en la Biblioteca Central de San Francisco.

COMMENTS:

“International award-winning bilingual poet Antonieta Villamil gives voice to the stark effects of the perpetual wars that come out of Central and South America. These are wars in which generations of people simply disappear. Villamil lost her brother Pedro to disappearance and uses poetry to connect with his memory. Antonieta Villamil reiterates the role of the poet in society: to be the conscience of a community or a culture”. —PoetsWest 2003.

“For Antonieta Villamil, poetry is an outcry against the hopelessness of reality and power, a refuge where desire smolders, the witness plight against the misery of time and history”. —Trilce Editors Guadalajara Book Fair, 1999.

“The surprising originality of Antonieta Villamil jumps off the page at first glance… Besides the technical experimentation, we find in Villamil the historical footsteps of her tormented country, that is, political poetry. The evolution towards more free forms —a mix of prose poem and verse— underlines her creative power, evermore firm and to the point. We must welcome a young poet of extraordinary promise in the field of literature. Not only promise: the poetry of Antonieta Villamil is a mature contribution of the highest quality”. —Julian Palley, poet, translator, editor and essayist, University of California Irvine; PEN West, 1998.

6/06/2012

PREMIO A MEJOR LIBRO DE POESÍA EN LOS ESTADOS UNIDOS


 

El libro SOLUNA EN BOSQUE de Antonieta Villamil gana el 14th ANNUAL INTERNATIONAL LATINO BOOK AWARD en la categoría de Mejor Libro de Poesía en Los Estados Unidos

PREMIO A MEJOR LIBRO DE POESIA EN LOS ESTADOS UNIDOS EN 2012 - Best Poetry Book - Spanish or Bilingual. FIRST PLACE: SOLUNA EN BOSQUE conjuros para invocar el amor de la colombiana en Los Estados Unidos, Antonieta Villamil; Caza de Libros; Colombia.

Nueva York - El libro SOLUNA EN BOSQUE conjuros para invocar el amor de la poeta colombiana de Los Ángeles, Antonieta Villamil, ganó el más importante reconocimiento que se otorga en Los Estados Unidos a libros publicados por autores Latinos en 2012: “14th Annual International Latino Book Awards” en la categoría: Mejpr Libro de Poesía en Los Estados Unidos.

El "14th Internacional Latino Book Awards" considerado el mayor y más importante premio anual a libro Latino en Los Estados Unidos, fue celebrado el 05 de junio de 2012 en el Instituto Cervantes de Nueva York. Durante la noche, 148 autores y los editores fueron honrados, por su riguroso trabajo.

Cada año el Premio Internacional Libro Latino se celebra durante BookExpo America, la mayor feria editorial en Los Estados Unidos. Este premio es un evento internacional con autores y editores de Los Estados Unidos, 14 países de América Latina, España y el mundo. Los premios fueron presentados por Latino Literacy Now en asociación con Las Comadres para Las Américas y el Instituto Cervantes. 


Latino Literacy Now fue fundado para promover la alfabetización en la comunidad Latina en todas sus formas: lectura educativa, apoyo financiero y sensibilización de la comunidad.

6/05/2012

ANTONIETA VILLAMIL Wins The Latino Literacy Now and The Cervantes Institute Book Award



PRESS RELEASE: ANTONIETA VILLAMIL Wins The 14Tth International Latino Book Awards in The United States, in the category of Best Poetry Book with her book SOLUNA EN BOSQUE: conjuros para invocar el amor

Best Poetry Book in The United States, FIRST PLACE for SOLUNA EN BOSQUE conjuros para invocar el amor by colombian poet Antonieta Villamil. Published by Caza de Libros in Colombia.

ANTONIETA VILLAMIL Winner of Latino Literacy Now and The Cervantes Institute of New York´s International Latino Book Awards in The United States in the category of Best Poetry Book for her book SOLUNA EN BOSQUE conjuros para invocar el amor.

The largest and most important Latino book awards in the USA, The 14th Annual International Latino Book Awards, were held June 5, 2012 at the Cervantes Institute in New York City. During the evening 148 authors and publishers were honored for their hard work.

Each year the Int’l. Latino Book Awards are held during BookExpo America, the largest publishing trade show in the United States. The awards are truly an international event with authors and publishers from across the USA, 14 countries in Latin America, Spain and other countries.

The awards were presented by Latino Literacy Now in partnership with Las Comadres para Las Americas and the Cervantes Institute. Latino Literacy Now was founded to promote literacy in the Latino community in all forms: educational, financial, reading, and community awareness.

Since 1997, 49 Latino Book and Family Festivals have been held around the USA with a combined attendance of over 800,000.

5/29/2012

ARTE POÉTICA de ANTONIETA VILLAMIL Copyright © 2000



EN LUGAR DE LOS SUEÑOS
desafío de la mujer que escribe poesía en el destierro

Cazadora de los incansables revuelos del viento
entre las ramas, de fantasmas de hojas
anunciando huracanes de polvo.

Baquiana de apariciones en briznas  expuestas
a sol de medio día. Derrumbadora de muros
y arquitecturas
               v a c i l a n t e s .

Desentendida, voluntariosa, frecuenta caerse del árbol
de quebradizas ramas después de indagar
l  a  r  g  a  m  e  n  t  e   territorio de pájaros.

Se desploma de la espesura a cazar letras, descifrar
salamandras, entre satín de girasoles,         y cae
para perder una palabra como si fuera una vida,
                                                                               c
                                                                               a
                                                                               e.

Mientras tú ves    la caída,     imagina otro cambio;
vislumbra su ojo tornarse anaranjado,
perdurando el otro azul oscuro.   Sin prever
por cuál ojo mira cada muerte, encuentra…

salida a sus secretos pasadizos.  Gesticula en regocijo
entre papel y tinta. Tu revuelo de avispa halle
una suerte de atajo que recorres, durante una tarde
que se aviente a un sol azul anaranjado.
          Ves?
De vez en cuando caerás conmigo al sorpresivo patio
al que ella acude, para no presenciar el terrible toque
de sirenas y botas en la plaza de luces demacradas,
donde su grito se ahogaría para yacer entre despojos.

Crédula de la vida, siempre buscando llave a extraña
cerradura.     A veces cuando sufre desencuentro,
se instala poste a la vuelta de cierta esquina solitaria,
para inventarle cerrojo a esta puerta que se abre
de golpe, sin ganzúa o búsqueda.

    Ella es pálpito junto a esa tarde de sol
    en humedad, abrazándose a minucias.

Un ojo que se vuelca a través de ventanas ilusorias,
sobre la vaporosa congelación de los espíritus.
Mano sorteando parajes suspendidos a cristales
que simulan lluvia.     Ella una ventana, retiene
el sudor del tiempo en la cornisa
                                                     de un antiguo desvelo.

Ella asombrada, refleje en tu rostro de vidrio
ese patio en desconcierto.     En lejanía,  
figura las horas con su flor diaria.   Añora la calle
recorrida con el afán del frío.    La tarde densa
abandonada sobre el sofá, con su ángel al lado

que en esta hora de ocio, practica con ella y contigo
su psiquiatría. Así como ahora, se desmenuce en frases
con la persistencia en alto, antes que este instante
renovándose en el lienzo del tiempo;
desintegre en ti      la caída
                                            en ella… Desarticule
                                                                               la casa, 
gire y desquicie la ventana.

d e s h o j e
                aquí
                 los tornasoles del poema.