5/05/2016

Antonieta Villamil en Casa de Poesía Silva


Antonieta Villamil lee su poema ADORADA BACATÁ, escrito en 1984 al salir de Colombia, porque recordar es vivir.

Invitada por María Mercedes Carranza a presentar su poesía en el marco del Festival de Poesía de Bogotá, Antonieta leyó este poema escrito en 1984 al salir de Colombia: 


ADORADA BACATÁ

Bacatá, yo quiero idealizarte. Quiero tocar en la ocarina de tu arcilla, tu fruta de pasión y para esquivar tu ácida tierra, quiero cultivarme, duraznoso lulo entre tu fértil piel. Bogotá, no quiero hablar de la rugosa sentencia de tus jardines de piedra. De la espesa mano que acaricia tus amaneceres. De tu muerte amordazada que se dobla en tus esquinas, con cadenas de colonial saña en los pies.
Qué no sabría yo que
nací de entre tus piernas.

Bogotá, me han recorrido tus calles cenicientas. El dedo de mi mirada ha escrito tanto en la página gris de tus buses. Tantos dientes de oro he imaginado en tus alcantarillas que me miran boquiabiertas. He espejeado tantas estrellas en esos mares

  b o n s á i
de tu pavimento y en cada hoyo de tus carreteras, reconozco las huellas de alguien que antes de ser arrancado, se aferró con tanto ahínco. Bogotá, Bacatá quiero idealizarte en la lenta película de mi infancia, por la que cruza un cóndor casi extinto, tu memoria. Mis primeros poemas tiemblan, bajo tus delgados puentes sus perros lacerados que tantas vueltas dieron, alrededor de tus glorietas, antes de caer en el sopor de tus tardes.

Bacatá−Bogotá, indiaespañola,
indiamorena, moramorena, roja de arcilla.

Tu alma en una mochila ataviada de esmero. Con tus sueños en orquídea acaricias el musgo en las puertas de un huérfano Atenas que se blinda. Bogotá, tus calles circulan un adiós rayándose en tocadiscos. Bacatá, caza-dora al acecho. Las ranas doradas de tus carnadas, brillan en la oscuridad con la última luz en el ojo.

Yo quiero idealizarte. No quiero hablar de tu manera tan llana de acorbatar el cuello y esconder la daga. Yo quiero idealizarte Bogotá. No quiero hablar del oscuro fuego entre tus campos ni de tus parques donde da fruto el cemento; de tus flores metálicas, abriendo capullos disparados con perfume a quemarropa. Ni de tus niños que crecen adheridos al pegamento en la grieta de tus ladrillos. Quiero hablar de tu gente que trabaja, de tu gente compasiva y de la almendra de tu ternura. Aunque para llegar a ella haya que amistar con tus espinas y vigilarlas…
p a r a p o d e r
mirar tu rosa. Mirar. Sólo esto. Bacatá,
mi adorada Bogotá, yo quiero idealizarte,
aunque el papel   pueda más.


ADORADA BACATÁ pertenece al libro ARCANA DE LOS DOMINIOS IMAGINANTES de Antonieta Villamil publicado por la editorial AVEditor de Los Ángeles California en 2015. Página 50.

Abajo-Recortes de los periódicos El Espectador y El Tiempo de Bogotá de 1981: Primer recital de Antonieta en La Alianza Colombo Francesa, 1984 y 1985 Primera Versión del poema enviado por la autora desde Miami: DE LA QUE SUEÑA SU REGRESO (Dedicado a José Manuel Arango pensando en La María de Isaacs) y Crónica de Los que Sueñan: POETAS DE VEINTE AÑOS Por Julio Daniel Chaparro.


0 comments:

Post a Comment